Particionado de discos

Es muy común para los usuarios de Linux que queramos mantener la instalación en nuestro ordenador personal de otro sistema operativo, normalmente la instalación de Windows.

Las particiones del disco duro nos van a permitir tener dos sistemas operativos funcionando de forma independiente en el mismo ordenador manteniendo todas las funcionalidades de los dos sistemas aunque a veces podemos tener algunos problemas con los drivers de algunos componentes, con lo que tradicionalmente la instalación ideal sigue siendo la utilización de un único sistema operativo en un disco duro.

Cuando comenzemos la instalación, el instalador va a detectar el sistema que tengamos instalado y nos va indicar que opciones tenemos para dicha instalación:

2012-09-24 18.20.22

En nuestro caso tenemos cuatro opciones:

  • La primera es borrar el disco duro completo (con lo que no mantendríamos la instalación del sistema anterior ) e instalar Ubuntu sin particionar el disco duro.
  • La segunda es utilizar el espacio de disco libre contiguo más grande.
  • La tercera también consiste en borrar el disco aunque utilizar LVM ( Logical Volume Management ).Esta opción borrará automáticamente los datos del disco y creará varias particiones dentro de una gran partición incluyendo una partición /boot y una partición de swap, que veremos en que consisten más adelante.
  • La cuarta opción consiste en editar manualmente las particiones que será la que utilizaremos en este curso.

Para la instalación siempre deben crearse dos particiones: la partición swap o de intercambio y la partición principal.

La partición swap es el espacio donde el sistema almacenará los datos de momento innecesarios en la memoria RAM. En realidad es una parte de memoria donde se almacenan los datos de forma provisional y que en este tipo de sistemas simulan el funcionamiento de la memoria RAM ampliando ésta. Esta partición estará gestionada por el sistema operativo, y no tendremos que preocuparnos por ella.

En la otra partición, la partición principal, estableceremos el punto de montaje / o directorio raíz.

La estructura de directorios de estos sistemas operativos tiene forma de árbol con lo que cada partición siguiente puede estar submontada en cualquier lugar de este sistema de archivos.

En cuanto al tamaño de las particiones, el tamaño de la partición swap debe ser del orden del tamaño de la memora RAM que tenga nuestro ordenador. Por ejemplo si tiene 512MB de RAM puede tener un tamaño de 500MB.

El tamaño de la partición principal dependerá de la cantidad de espacio libre que tengamos y los requisitos de instalación de la versión de Linux que queramos instalar.

Este sería un esquema aproximado del espacio libre necesario:

Esquema de particionado Espacio mínimo Particiones creadas
Todos los ficheros en una partición 600MB /,swap
Partición /home por separado 500MB /,swap,/home
Particiones /home,/usr/,/var and /tmp 1GB /,/home,/usr,/var,/tmp,

swap

Un ejemplo de particionado es el siguiente:

En un disco duro de 80.0 GB:

#1 primaria 41.3 GB – ntfs  (partición Windows)

#2 primaria 20.0 GB – ext3 (partición principal Linux: / punto de arranque)

#5 logica 501.7 MB               (intercambio)


2012-09-24 18.34.02